Caralluma fimbriata (C. fimbriata) es una planta comestible popular de la India que se usa típicamente como un supresor del apetito .

Beneficios de la Caralluma fimbriata

La Caralluma fimbriata es una planta similar a un cactus que fue utilizada por primera vez hace miles de años por algunas poblaciones indígenas nativas como una forma natural de suprimir el apetito durante largas cacerías y tiempos de hambruna. Hoy en día, el extracto de la planta se utiliza como un suplemento para ayudar a suprimir el apetito, así como a perder peso. Los investigadores también están estudiando su efecto antioxidante y antibiótico y su capacidad para combatir la aterosclerosis y tratar la diabetes.

Caralluma fimbriata ayuda a suprimir el apetito y esto conduce a cinturas más pequeñas. Cincuenta hombres y mujeres adultos con sobrepeso (de 25 a 60 años de edad) que participaron en un ensayo aleatorio controlado con placebo, se dividieron en dos grupos y se les administró un placebo o una dosis diaria de 1 g de Caralluma fimbriata durante 60 días.

Después de evaluar los niveles de glucosa y lípidos en la sangre, las mediciones antropométricas, la ingesta dietética y la evaluación del apetito, se determinó que la circunferencia de la cintura y los niveles de hambre disminuyeron significativamente en el grupo suplementado con el extracto de planta.

Los resultados se publicaron en un número de Appetite, una revista revisada por pares.

El  extracto de Caralluma fimbriata puede ayudar a la obesidad central (exceso de acumulación de grasa en el área abdominal). En un estudio publicado en Complementary Therapies in Medicine, se llegó a la conclusión de que la suplementación con el extracto, al mismo tiempo que controlaba la ingesta dietética y realizaba actividad física, desempeñaba un papel en la reducción de la obesidad central.

También se observó una disminución en la circunferencia de la cintura, una mejora en la relación cintura-cadera, así como una disminución significativa en la palatabilidad (atractivo visual, olor y sabor) de la comida de prueba y la ingesta de sodio.

Caralluma fimbriata puede ayudar a controlar la ingesta compulsiva en niños y adolescentes con síndrome de Prader-Willi (PWS). (PWS) es un trastorno genético que afecta aproximadamente a uno de cada 15,000 nacimientos. Según la Fundación para la Investigación Prader-Willi, PWS es reconocida como la causa genética más común de la obesidad infantil que amenaza la vida.

Algunas de las características comunes de las personas con PWS incluyen manos y pies pequeños, crecimiento anormal y composición corporal y hambre insaciable.

Los participantes de Australia y Nueva Zelanda participaron en un ensayo aleatorio, doble ciego, controlado con placebo de 10 semanas. Los resultados del ensayo revelaron que no solo el extacto de Caralluma fimbriata ayudó a frenar el apetito, lo hizo sin ninguna reacción adversa.

Los investigadores son optimistas de que este extracto puede convertirse en una terapia eficaz para el manejo de PWS.

Se ha demostrado que Caralluma fimbriata tiene propiedades antiateroesclerosis en ratas. Para probar el efecto del extracto de Caralluma fimbriata en la prevención del desarrollo de la aterosclerosis (una enfermedad de las arterias caracterizada por depósitos de placas de material graso), las ratas se asignaron al azar a tres grupos: grupo no tratado, ratas alimentadas con una dieta de cafetería rica en grasas y ratas alimentadas con una combinación de una dieta de cafetería rica en grasas y un tratamiento con extracto de Caralluma fimbriata.

Después del período de prueba de 90 días, los investigadores encontraron que el tratamiento de ratas con una dieta alta en grasas al mismo tiempo que el extracto evitaba por completo la acumulación de lípidos.

Caralluma fimbriata tiene actividad antibiótica. Investigadores interesados ​​en aprender más sobre el papel de las plantas en la producción de drogas se centraron en Caralluma fimbriata en un estudio reciente. En una prueba in vitro, los investigadores concluyeron que los extractos de los tallos de Caralluma fimbriata mostraron actividad antibacteriana contra cinco cepas bacterianas: Escherichia coli (E. coli), Proteus spp, Pseudomonas spp y Bacillus y Staphylococcus aureus.

También se determinó que este extracto de tallo era tan eficaz contra los organismos patógenos como la gentamicina, un antibiótico estándar.

Los investigadores esperan realizar más estudios sobre esta planta para determinar su futuro papel en el tratamiento de diversas infecciones humanas.

Caralluma fimbriata tiene actividad antioxidante. Se ha encontrado que los extractos de metanol y agua de esta planta son ricos en compuestos fenólicos y flavonoides – fitoquímicos que tienen una potente actividad antioxidante. Los antioxidantes ayudan a proteger las células humanas contra los efectos dañinos de los radicales libres.

Caralluma fimbriata tiene la capacidad de reducir la glucosa en sangre en ratas diabéticas. Los científicos de la comunidad médica buscan cada vez más las plantas y sus compuestos bioactivos como un enfoque terapéutico alternativo para el tratamiento de la diabetes. Los resultados de un estudio publicado en la revista Pharmacognosy muestran que los investigadores están cada vez más cerca de encontrar una posible alternativa.

En un estudio, los investigadores utilizaron diferentes concentraciones de extracto etanólico de hoja de Caralluma fimbriata para investigar su efecto antihiperglucémico. Al concluir el estudio in vitro, se llegó a la conclusión de que, comparable a la insulina y al medicamento para la diabetes tipo 2, la metformina, el extracto posee una potente actividad antihiperglucémica prometedora.

En otro estudio, esta vez utilizando extracto de metanol, los resultados fueron igualmente convincentes. Investigadores del Instituto de Tecnología Bharathidasan en Tamil Nadu, India, separaron ratas inducidas por diabetes en diferentes grupos. Al final del estudio, observaron que el extracto de metanol controlaba significativamente la condición diabética.

Efectos secundarios de la Caralluma Fimbriata

Los estudios preliminares muestran que cuando se toma en las dosis recomendadas, Caralluma fimbriata se considera seguro para el consumo. La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) agregó el extracto hidroetanólico de Caralluma fimbriata a la lista GRAS (generalmente reconocida como segura) de ingredientes alimentarios en 2014.

Los efectos secundarios leves reportados incluyen dolor de estómago, estreñimiento y otros problemas gastrointestinales.

Dosis recomendada de Caralluma Fimbriata

La dosis recomendada del extracto es de 500 miligramos tomados hasta dos veces al día durante 60 días. Los efectos a largo plazo no se han estudiado y, por lo tanto, no se recomienda tomar más de 60 días.

Al igual que con cualquier suplemento, asegúrese de consultar con su médico antes de tomarlo.

Resumen de las propiedades de la Caralluma Fimbriata

Caralluma fimbriata es una planta comestible, similar a un cactus de la India, que se ha utilizado en su forma natural durante miles de años como supresor del apetito. Hoy en día, el extracto se vende en forma de suplemento y se sigue tomando como una ayuda para perder peso. Si bien ha habido muchos suplementos en el mercado que prometen perder peso, muchos de ellos conllevan el riesgo de efectos secundarios peligrosos e incluso potencialmente mortales. Los estudios actuales muestran que Caralluma fimbriata no solo es eficaz para suprimir el apetito y promover la pérdida de peso, sino que no parece causar efectos secundarios graves cuando se toma según las recomendaciones.

Caralluma fimbriata también puede desempeñar un papel futuro en el tratamiento de varias afecciones. Algunos estudios en animales muestran su actividad antibiótica y antioxidante, así como su potencial para ayudar a prevenir o tratar la aterosclerosis y la diabetes.