¿Alguna vez le han dicho que debería tomar un suplemento específico pero no tiene idea de por qué? Adivina qué, no estás solo.

Elegir qué suplementos incluir en su régimen puede ser desafiante y frustrante basándose únicamente en la cantidad de mezclas de hierbas disponibles, sin importar qué marcas y dosis. A primera vista, es probable que ashwagandha no parezca más que una mezcla de letras juntas, pero si nunca antes ha oído hablar de eso, lo ayudaremos a comprender por qué debe tomarlo.

Si el estrés, la ansiedad, el bajo nivel de hormonas o la disminución de la inmunidad son preocupaciones con las que lucha, la ashwagandha puede ser su mejor opción.

Es así de poderoso.

Como adaptógeno, tiene el potencial de ayudar con más que solo eso, también.

Suplemento éxito también es otro tema. Si has probado varios otros suplementos para combatir tus problemas y no has tenido éxito, ashwagandha podría cambiar tu resultado. A continuación, describimos 9 de los mejores usos para la hierba y cómo puede comenzar a usarla.

Pero primero, ¿qué es ashwagandha?

La Ashwagandha, pronunciada exactamente como se deletrea (ash-wa-gan-dha), es una hierba adaptógena antigua que se ha utilizado en la medicina ayurvédica durante miles de años. Su creciente popularidad entre otras culturas y prácticas médicas se debe a la amplia gama de beneficios que tiene para la salud, así como a su mayor seguridad y eficacia en comparación con los tratamientos médicos tradicionales occidentales.

Si bien no es la más sabrosa para todos los gustos, ashwagandha tiene una serie de poderosos beneficios para la salud que hacen que valga la pena consumirla. Si tomarlo directamente como un polvo no le atrae, hay muchas mezclas de hierbas que contienen ashwagandha, así como polvos nutricionales.

Los estudios han demostrado que la hierba es beneficiosa para el sistema nervioso central, el sistema endocrino y el sistema cardiovascular. El principal componente de la hierba, Withaferin A, es una lactona esteroide que se ha implicado en tener una amplia gama de beneficios terapéuticos que incluyen: inmunomodulación, anticáncer, antiepiléptico, potenciador de la memoria, estimulante del humor, diurético, calmante del estrés, anti De antioxidantes, promueve la buena salud mental y física, así como un potente adaptógeno.

¿Qué es una hierba adaptogénica?

Si has escuchado algo sobre esta hierba, es probable que se haya centrado alrededor de su propiedad adaptogénica. Los adaptógenos son un grupo de hierbas que ayudan al cuerpo a lidiar con el estrés. En momentos de mayor estrés (físico, mental o emocional), los adaptógenos ayudan a normalizar los procesos fisiológicos del cuerpo y ayudan con la adaptación adecuada.

Si no lo has considerado antes, ashwagandha es un excelente complemento para agregar a tu rutina diaria. Específicamente para los hombres, cuenta con algunas propiedades poderosas que pueden ayudar a mantener la función adecuada del cuerpo a medida que el envejecimiento entra en escena.

Aquí hay 9 razones por las que puede considerar incluir ashwagandha como un suplemento regular en su dieta:

1. Protección contra ciertos tipos de cánceres.

Se han realizado muchos estudios sobre el papel de ashwagandha en el tratamiento del cáncer y su uso potencial en la quimioterapia. Debido a su efecto en la inhibición del crecimiento tumoral, los estudios han concluido que la hierba puede ser utilizada como un sinergizador para apoyar los tratamientos convencionales contra el cáncer. Se ha encontrado que las raíces de la planta obstaculizan el crecimiento y la unión celular. También se ha encontrado que Ashwagandha reduce la proliferación de células tumorales y puede mitigar cualquier efecto secundario indeseable.

2. Efecto antioxidante y neuroprotector.

La prevalencia de trastornos neurodegenerativos está aumentando constantemente en la sociedad. Los estudios han demostrado recientemente que ashwagandha se puede usar como un agente neurorregenerativo para tratar enfermedades como el Alzheimer, el Parkinson y el Huntington, ya que tiene la capacidad de revertir significativamente la atrofia neurítica y la pérdida sináptica. Su efecto imitador de GABA también promueve la formación de nuevas dendritas.

Dado que muchas de estas enfermedades se caracterizan por un daño oxidativo marcado en el cerebro y el tejido nervioso, deben estar presentes niveles adecuados de eliminadores de radicales libres para combatirlos. Los compuestos dentro de Withania somnifera (WS) han demostrado ser poderosos antioxidantes, aumentando las cantidades de tres enzimas antioxidantes naturales: superóxido dismutasa, catalasa y glutatión peroxidasa. Su actividad antioxidante está vinculada a su capacidad para proteger las células nerviosas de los radicales libres dañinos y, por lo tanto, el daño oxidativo.

Los componentes activos de ashwagandha, sitoindósidos VII-X y con aferina A, también se han analizado para determinar la actividad antioxidante utilizando las principales enzimas de eliminación de radicales libres: superóxido dismutasa (SOD), catalasa (CAT) y glutatión peroxidasa (GPX). Cuando estas enzimas disminuyen, produce una acumulación tóxica de radicales libres y efectos degenerativos. Sin embargo, cuando se complementa con ashwagandha diariamente, se observaron mayores niveles de enzimas, lo que demuestra que la WS puede tener un efecto antioxidante en el cerebro.

3. Acciones antiestrés y adaptogénicas.

El estrés es algo que todos experimentamos, pero la forma en que nuestros cuerpos manejan el estrés difiere de persona a persona. Si bien su cuerpo puede ser capaz de lidiar con el estrés agudo, no trata bien el estrés crónico, que causa un rápido agotamiento de vitaminas y minerales cuando se encuentra bajo estas circunstancias. Dicho esto, una de las funciones principales de ashwagandha, y la más estudiada, es como una hierba antiestrés y adaptógeno, una sustancia que ayuda al cuerpo a adaptarse a cualquier tipo de estrés que se le aplique.

Los niveles séricos de cortisol son un buen marcador de los niveles de estrés. Cuando experimentamos estrés físico o mental, el ritmo cardíaco y la presión arterial aumentan, lo que estimula la gluconeogénesis, la glucogenólisis, la lipólisis y la secreción hepática de glucosa. Estos, a su vez, causan un aumento en los niveles de catecolaminas y cortisol en el cuerpo. El estrés también causa un aumento en la secreción de ACTH, que a su vez aumenta los niveles de cortisol aún más. Los resultados de varios estudios indican que el extracto de raíz de ashwagandha ayuda a reducir los niveles de cortisol sérico, que se elevan durante condiciones estresantes.

4. Ayuda a reducir los signos y síntomas asociados al envejecimiento.

Si bien es genial pensar que una hierba puede ayudar a detener el proceso de envejecimiento, no es realista decirlo. Pero como resultado, hay investigaciones que demuestran que ashwagandha tiene propiedades que pueden ayudar a disminuir los síntomas y la progresión de problemas de salud específicos asociados con el envejecimiento.

Esto incluye aumentar la producción de melanina en las células del cabello, lo que disminuye la velocidad a la que se vuelven grises; mejorar la circulación del cuero cabelludo y fortalecer los folículos pilosos para prevenir la caída del cabello; e incluso puede ayudar a reducir la piel seca en el cuero cabelludo y deshacerse de la caspa.

Además, los ensayos clínicos realizados con ashwagandha han demostrado mejoras significativas en la hemoglobina, en el recuento de glóbulos rojos, en la melanina del cabello y en el rendimiento sexual después de tomar 3 g diarios durante un año.

5. Beneficioso para la ansiedad.

La ansiedad es un trastorno con el que muchas personas luchan, desde muy leve hasta muy grave. Por lo general, se trata con medicamentos recetados, no es necesario. Se ha demostrado que Ashwagandha tiene un efecto poderoso, similar a los medicamentos contra la ansiedad, para reducir los síntomas y los ataques al ayudar a equilibrar las hormonas que contribuyen a la ansiedad: suprime las hormonas estimuladoras, a saber, el cortisol.

En un estudio realizado sobre los efectos anti-ansiedad de ashwagandha versus un placebo, los resultados demostraron que el grupo que tomó extracto de raíz experimentó una reducción significativa en las puntuaciones de ansiedad y un aumento en la resistencia al estrés en un período de dos meses en comparación con el grupo de placebo. En particular, los niveles de cortisol en suero se redujeron sustancialmente.

Ashwagandha también ha demostrado ser superior para la estabilización del estado de ánimo en pacientes con trastornos del comportamiento en comparación con los principales fármacos antidepresivos y contra la ansiedad. Muchos de los efectos anti-ansiedad de ashwagandha se atribuyen a su actividad similar a GABA, que inhibe el neurotransmisor; disminuye la actividad de las neuronas e inhibe la activación de las células nerviosas, lo que exhibe un efecto calmante en el cuerpo.

6. Puede aumentar la masa muscular y la fuerza.

Ashwagandha también puede ser beneficioso para mejorar la composición corporal y la fuerza. En un estudio realizado sobre los efectos de Withania somnifera en el rendimiento del ejercicio, los resultados mostraron que aumentó la velocidad, la potencia y el VO2 máx., Además de disminuir la presión arterial sistólica en reposo. Se concluyó que la suplementación puede ser beneficiosa para mejorar la debilidad muscular generalizada y para mejorar la fuerza muscular de las extremidades inferiores y la coordinación neuromuscular.

Otro estudio demostró que cuando se usa junto con un programa de entrenamiento de resistencia, complementar con ashwagandha puede ayudar a mejorar la masa muscular y la fuerza. En comparación con un grupo de placebo, los sujetos que tomaron suplementos mostraron un mayor aumento de la fuerza en un press de banca y una extensión de la pierna, así como un gran aumento del tamaño muscular en los brazos y el pecho. Además, el daño muscular inducido por el ejercicio también se redujo en los sujetos de prueba en comparación con el grupo controlado con placebo.

Si bien complementar solo con ashwagandha puede no hacer que te «arranquen», puede ayudar a aumentar los niveles de rendimiento.

7. Puede ayudar a la función cerebral y la memoria.

Ashwagandha se ha utilizado durante mucho tiempo para ayudar a mejorar la memoria, pero recientemente se ha centrado en los estudios que analizan cómo puede ayudar a mejorar la función cognitiva general. Se ha encontrado que mejora la regeneración de las neuronas y la reconstrucción de las sinapsis, por lo que actúa para mejorar la función cerebral y mejorar la memoria.

En un estudio realizado sobre los efectos de ashwagandha en el rendimiento cognitivo y la memoria, los resultados mostraron que el grupo de tratamiento complementado con la hierba demostró mejoras significativamente mayores en el funcionamiento del ejecutivo, la atención sostenida y la velocidad en el procesamiento de la información.

8. Impulsa la función inmune y ayuda a reducir la inflamación.

La inflamación es uno de los principales factores subyacentes presentes en muchas enfermedades crónicas y los estudios han demostrado que los constituyentes de ashwagandha son beneficiosos para reducir los niveles de inflamación. El compuesto activo en ashwagandha, los withanólidos, tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias debido a las propiedades de inhibición de la COX-2, una enzima que actúa para acelerar la producción de prostaglandinas, que son químicos proinflamatorios. Por lo tanto, cuando la enzima COX-2 se bloquea, los niveles de inflamación disminuyen.

Ashwagandha también se ha demostrado que mejora la producción de macrófagos del óxido nítrico, las moléculas que ayudan en la respuesta inmune, que a su vez aumenta el poder de destrucción microbiana de estas células inmunes. Al hacerlo, se mejora la respuesta inmune mediada por células. También se ha demostrado que esta hierba tiene efectos inmunosupresores, lo que ayuda a inhibir la hipersensibilidad retardada (reacciones alérgicas).

Los estudios también han demostrado que los compuestos presentes en la planta tienen propiedades antimicrobianas y antibacterianas, siendo eficaces contra varias cepas de bacterias y microbios. También puede ayudar a fortalecer la inmunidad contra los resfriados comunes, la gripe y otras infecciones comunes.

9. Aumentar la testosterona y aumentar la fertilidad.

A medida que los hombres envejecen, los niveles de hormonas, principalmente testosterona, comienzan a disminuir. Pero los estudios han demostrado que la ashwagandha tiene un efecto poderoso en el aumento de los niveles de testosterona y en el aumento de la fertilidad en los hombres.

En un estudio que analizó cómo el estrés afecta la fertilidad masculina, descubrieron que el estrés, ya sea físico o psicológico, tiene un papel definido en la fertilidad masculina. Los resultados mostraron que al suplementar el polvo de raíz de ashwagandha diariamente durante un período de 12 semanas, hubo una disminución significativa en los niveles de estrés, una mayor cantidad de antioxidantes y una mejor calidad del semen en general.

Otro estudio realizado sobre los efectos de ashwagandha en hombres infértiles encontró que, comparando el tratamiento previo y posterior, puede recuperar la calidad del semen en hombres infértiles. Los hallazgos revelan que la WS reinicia la actividad enzimática de las vías metabólicas y el metabolismo energético, además de vigorizar el equilibrio de los metabolitos del plasma seminal y las hormonas reproductivas, lo que sugiere que es una posible terapia para la infertilidad masculina.

Suplementarse regularmente con ashwagandha también puede mejorar el recuento de espermatozoides y la motilidad, recuperar los niveles plasmáticos seminales de enzimas antioxidantes, Vitamina A, C y E. Este estudio específico también concluyó que la suplementación con ashwagandha puede ayudar a reducir el estrés oxidativo asociado con la infertilidad y mejorar los marcadores. De calidad seminal (T, LH, FASH, PRL).

Como puede ver, hay varias razones por las que incluir a ashwagandha en su régimen de suplementos es una buena idea. Pero la mayoría de las veces, los polvos no son la opción más apetecible de todas. No se preocupe, hay algunas opciones disponibles para incluirlo en su dieta.

Así en polvo o en pastillas, los beneficios para la salud son todos iguales ¿Por dónde empezar?

Cuando se trata de elegir la fuente de suplemento adecuada para usted, es muy individual. Se dice que Ashwagandha tiene un sabor muy fuerte «parecido a un caballo» y, por lo tanto, no es atractivo para todos en su forma en polvo.

Pastillas o cápsulas

Las cápsulas son probablemente la mejor opción para los suplementos cuando prefieres no probar la hierba en sí. Dependiendo de la marca que elija, la dosis en la que reciba será diferente. Sin embargo, es importante que busque un suplemento que contenga ingredientes mínimos, ya que no quiere ingerir conservantes ni rellenos. Si puedes encontrar cápsulas de ashwagandha 100% puras, esa será tu mejor apuesta.

Polvo

Como se mencionó, ashwagandha no tiene el mayor atractivo en forma de polvo, tiene un sabor y un olor bastante fuertes y puede tender a ser abrumador. Si puede soportar el sabor, el polvo es una gran opción. No solo es un producto puro, sino que también es bastante versátil. Puede tomarlo directamente mezclándolo con agua tibia, agregarlo a los batidos (donde también puede enmascarar algo del sabor) o echarlo en una mezcla para hornear. Las opciones no son limitadas.